TODO SOBRE LA MADERA

Es un material natural, cálido y saludable que nos reconecta con nuestros orígenes. Según estudios la madera relaja el sistema nervioso, disminuye la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la irritabilidad. Potencia la creatividad, la concentración y mejora las relaciones interpersonales. Rodéate de muebles, suelos y objetos de este material orgánico y afín a la vida. Ganarás bienestar.

 

 

SUELOS.

Nuestros pies perciben la calidez de los materiales naturales y por ello nos resulta tan placentero andar descalzos. La madera guarda bien el calor. PARQUETS NATURALES. Un parquet natural y ecológico es solo entre un 5% y un 10% más caro. El parquet natural es más duradero ya que puede repararse y los años los hacen más atractivo

Lo que no debes hacer.

  1. PASAR LA ESCOBA. Cuando las cerdas son duras, con la suciedad tiene efecto de lija. Si barres, hazlo con un cepillo de cerdas naturales y suaves, y en el sentido de la veta.

  2. LIMPIAR CON VINAGRE. No es verdad que deje el parquet más limpio. Lo único que hace es ir matizando el barniz hasta dejarlo opaco.

  3. FREGAR CON MUCHA AGUA. El agua estropea el parquet, pero solo en exceso. De hecho, conviene fregarlo de vez en cuando para evitar que se reseque. Hazlo con la fregona muy escurrida.

  4. EL SOL. Los rayos directos oscurecen la madera y la estropean. Para mantener el suelo protegido corre las cortinas, al menos durante las horas centrales del día.

MUEBLES.

El mobiliario de madera crea hogares donde reponerse del estrés diario. Es mejor elegir muebles con acabados naturales, sin barnices, colas o lacas convencionales, que son irritantes y desprenden gases perjudiciales. INSPECCIÓN. Cuando compres un mueble, nuevo o antiguo, examina la parte de atrás, por dentro y el envés de muebles y cajones. Muchas veces estas partes ocultas nos dan más información que las visibles sobre la calidad del mueble. COMO LIMPIARLOS. Quita el polvo con frecuencia, un paño limpio y seco o los plumeros lo eliminan de forma suave. No emplees aerosoles a menos que el mueble tenga un revestimiento de plástico, tales como el tipo de los utilizados en las mesas de cocina. Evita también la limpieza de la madera con agua y úsala solo para manchas pegajosas, mezclada con jabón neutro.

Receta casera para la limpieza de la madera.

Utiliza una mezcla a partes iguales de aceite de oliva, alcohol desnaturalizado, trementina y jugo de limón colado. Aplica el producto con un paño suave y luego pasa uno limpio.

EN LA COCINA.

Los utensilios de madera no alteran el sabor de los alimentos porque no reaccionan a los ácidos y tienen propiedades germicidas. ENCIMERAS DE MADERA. Para mantenerlas en buen estado utiliza una tabla accesoria de madera donde cortar los alimentos. UTENSILIOS. Cucharas, platos o incluso palillos pueden usarse como utensilios diarios en vez de materiales plásticos, nada ecológicos. La ciencia ha demostrado que la madera es más higiénica en la cocina que el metal o el plástico.

Los mejores tipos.

Como es un material muy poroso, los utensilios hay que limpiarlos inmediatamente después de su uso y no dejar que la comida se reseque. Lo mejor es usar maderas duras poco porosas como arce, olivo o bambú, una opción excelente aunque no sea madera.

PUERTAS.

Si son antiguas ofrecen un mágico vinculo con el pasado. Los diseños alistonados recuerdan las puertas de las sencillas casas de campo y con molduras, a las de casas más señoriales. La ventaja de las puertas de madera maciza es que son para “toda la vida” y ecológicas. No dejes que se estropeen. Para regenerarlas en caso de daños bastará un simple cepillado y “rebarnizado” para tenerlas como nuevas. PROTEGER Y REALZAR PUERTAS Y VENTANAS. Los lasures protegen la madera exterior del sol y la lluvia, permitiendo que respire. No forman películas ni necesitan lijado después. Los esmaltes cubren de color la madera, pero requieren más trabajo de mantenimiento. Los aceites para interiores penetran en profundidad en la madera. Sean incoloros o pigmentados, realzan la estructura y veteado de la variedad tratada, y se consigue un acabado suave y matizado.

Restaurarlas es muy fácil.

  1. LIMPIEZA. Si solo tiene una capa de barniz ennegrecido puedes limpiarla con una mezcla de 3 partes de aceite de linaza, 3 partes de alcohol de 96º y 2 partes de vinagre. Aplica la mezcla con lana de acero muy fina, frotando en círculos. Después, limpia con un trapo de algodón.

  2. REPINTAR. Suelen acumular varias capas de pintura. Para quitarlas puedes usar una pistola de aire caliente y una espátula, trabajando por zonas pequeñas.

  3. SANEA LOS BAJOS. La humedad y la carcoma deterioran los bajos de las puertas. Sanea la zona aplicando una masilla lo más parecida al color de la madera. Si el deterioro es notable disimúlalo con unos paneles de madera.

MADERA RECICLADA.

Tablones, puntales, palets… todo es aprovechable hablando de madera, tanto para emplear en muebles o bancales, como para revestir paredes y suelos. Un dato; Si se trata de una madera antigua y muy sucia, se puede limpiar con sosa caustica y queda perfecta. La madera que proviene de viguerías y entablados, también puede reutilizarse para hacer un friso, por ejemplo.

Muebles.

ALÉJALOS DE RADIADORES Y ESTUFAS. La calefacción hace que la humedad de la madera baje, y esto provoca que las chapas y cantos se despeguen, y que las uniones se abran y se deformen. Conviene darles cera de ebanista porque los renueva, nutre, frena su deterioro y alarga su vida. Hay que hacerlo sobre todo en las zonas bajas que son las que se decoloran antes por el roce de la fregona. A los de exterior, ojo con lijarlos con lana de acero ya que pueden quedar partículas metálicas que con la humedad se oxidan y dejan manchitas parecidas a las del moho.

Cuidados.

PRODUCTOS NATURALES PARA LA MADERA.

  1. CERA DE ABEJA. Embellece la madera barnizada. Disimula golpes y arañazos.

  2. ACEITE DE LINAZA. Protege muebles de exterior ya que respeta su porosidad y permite que respiren.

  3. CERA DE VELAS. Sirve para rellenar arañazos muy profundos. Lo mejor es utilizar una vela de un color parecido al del mueble.

  4. NUECES. Desprenden un liquido similar al aceite. Frótalas sobre objetos pequeños de madera.

  5. BÓRAX. Es una sal natural que tiene propiedades fungicidas y sirve para combatir y eliminar insectos como la carcoma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s