¡VIVA EL MUEBLE ASIÁTICO!

Desde que Occidente descubrió Oriente, nos hemos sentido atraídos no solo por su cultura y gastronomía sino también por la decoración, en la que destaca su mobiliario. Hoy es todo un plus que logra fusionar ambientes e introducir un aire enigmático.

recibidor-estilo-asiatico

El mueble asiático experimento un autentico boom en los años 90, con gran abundancia de piezas y replicas de modelos antiguos que invadieron las principales tiendas de decoración. Lo chic era tener un tibor, una silla, una cómoda o un armario que lograra ese toque excéntrico e igualmente glamuroso. La invasión trajo todo tipo de piezas, unas autenticas y apreciadas, y otras meras imitaciones. Hoy por hoy, el mueble asiático retoma su puesto decorativo, incluso fusionándose con ambientes ultra modernos, pero sin excesos. Las secuelas de aquella invasión ha condicionado la presencia actual de piezas en maderas selectas como el zitán, quizás la más apreciada. Pero también nos gustan las replicas que algunas marcas de decoración sacan en sus líneas y colecciones, muy respetable y fieles, aunque en maderas de menor calidad. Precios y cualidades para todos los gustos.

 

Las antigüedades en madera de zitán o huanghuali, una madera casi desaparecida, son escasísimas.

 

 

UN CONSEJO. Las pequeñas mesas como las tibetanas o chinas quedan perfectas como mesillas de noche en el dormitorio.

 

 

Anuncios

DECORACIÓN CON MIMBRE

 

Cestos, capazos, cuévanos, muebles… Esta fibra vegetal, ecológica y sostenible vuelve con fuerza en la decoración de interiores. Tanto blanco como tostado o de color miel, es la materia favorita de los nuevos artesanos que lo revitalizan creando piezas insólitas.

 

El trabajo artesanal del mimbre es tan antiguo que se remonta al Egipto faraónico, en aquella época se trenzaban sarcófagos con estas ramas largas y especialmente flexibles. Es un material muy resistente, dócil de trabajar, ligero y ecológico. No es de extrañar que se hiciera indispensable en tiempos pasados y fuera perfecto para realizar todo tipo de contenedores útiles para el comercio, las labores del campo y el transporte entre aldeas.

SIN LIMITES. Canastos, cestas, bandejas, muebles… El noble arte de la cestería en mimbre parece no tener límite y además despierta actualmente un nuevo y muy merecido interés como elemento decorativo. Con el se logran hogares cálidos, que apaciguan y equilibran el ánimo. Es ecológico, sostenible y se cultiva profusamente en España, sobre todo en Castilla-La Mancha.

 

UNA ARTESANíA EN RETROCESO. Con la invasión de los plásticos y los procesos industriales, esta tradición se ha ido perdiendo y apenas quedan personas que dominen las técnicas ancestrales del trenzado de esta fibra. Todos los artículos están fabricados a mano siguiendo la forma tradicional, pero queda muy poca gente que siga practicando este arte a pesar de la demanda que actualmente tiene. Los tipos de mimbre de uso habitual son el rústico (con piel), el buff (cocido, de color tostado, sin piel), el blanco (secado al sol, sin piel) y el teñido en colores.

POTENCIAL DECORATIVO. Esa creciente demanda tiene que ver con su potencial decorativo. En las paredes puedes crear bellos “murales” con cestos, cazoleros… que combinen diferentes tamaños e incluso alguna otra fibra natural, como el esparto y la anea. Si deseas acentuar su carácter rústico usa las variedades sin teñir, con tonos que van del crudo al tostado o al miel. Rebusca en talleres y tiendas tradicionales: encontrarás piezas con una utilidad antigua muy concreta a las que puedes dar un uso exclusivamente decorativo. Un ejemplo: las caracoleras, que servían para guardar caracoles e incluso serpientes, sirven como sorprendentes jarrones llenos de encanto; o una gran canasta de panadero, como leñera junto a la chimenea.

Muy prácticos. No olvides su utilidad original: además de su delicioso aspecto rústico, sirven como contenedores.

 

CONSERVACIÓN. Lo ideal es pasar un plumero a menudo para que no se acumule el polvo en el entramado de las fibras. Una vez a la semana es conveniente cepillarlo con una mezcla de agua y un poco de jabón neutro. De esta forma se conservará muchos años.

En armonía. Un “collage” de sombreros de paja combinaran a la perfección con butacas o mesas de mimbre.

 

 

MADERA REUTILIZADA EN ESPACIOS COMERCIALES

La madera es un material muy utilizado en la decoración de interiores gracias a su gran versatilidad. Aporta sencillez y calidez admitiendo una extensa variedad en los acabados. Una madera bien tratada puede durar muchos años dando un toque especial en cualquier trabajo de interiorismo por lo que no es de extrañar que muchos decoradores de interiores opten por este material en sus proyectos. En San Xuan trabajamos especialmente la madera reutilizada, un producto que ahora mas que nunca esta en alza en los espacios comerciales. Vayas donde vayas y mires donde mires siempre encontraras un local que utilice la madera recuperada de varias formas.

En negocios dedicados a la hostelería podemos encontrar barras fabricadas o revestidas con madera reciclada, siendo la madera de palet o de pino de las mas solicitadas. Veremos en mas de una ocasión, cualquier tipo de mesas y asientos como taburetes, sillas, bancos…

Podemos verla en mostradores de cualquier modelo de negocio, desde recepciones de centros de belleza hasta cajas de cualquier tipo de tiendas.

Las paredes forradas con este material son una gran opción, sirve como aislante tanto térmico como acústico, sin contar que una madera bien tratada es muy sencilla de limpiar y mantener.

Un consejo para los suelos de madera castigados por el tiempo. Si no se quieren colocar nuevos con todo el trabajo que eso implicaría. RECUPERARLOS!!

Volviendo al sector de la hostelería, en el que el uso de la madera reutilizada tiene un sinfín de posibilidades. Armarios o estanterías para menaje, copas o botellas son una buena elección.

Con un poco de imaginación se puede conseguir cualquier tipo de expositor, como por ejemplo, para una tienda de ropa o calzado. En una tienda de alimentación la madera recuperada puede dar un aspecto mucho mas natural al negocio.

EL ESTILO RUSTICO EN LA DECORACION

Un estilo decorativo que gana adeptos pretendiendo resistirse al diseño tecnológico y vanguardista de nuestros días. Se adapta perfectamente a casas rurales y, aunque es menos empleado en ambientes urbanos, siempre puede adaptarse a cualquier espacio. Es un estilo sencillo y sofisticado que crea un clima relajado y natural.

Predomina el uso de materiales de origen noble como madera, piedra, barro o mimbre para objetos, paredes, suelos o mobiliario y, telas orgánicas como algodón, lino o lana para alfombras y cortinas, todo ello en estampados lisos.

 

 

Los sofás o sillas pueden llevar estampados naturales como flores o parecidos.

 

 

Los colores utilizados suelen estar inspirados en la naturaleza, como azules del mar y el cielo, marrones de la tierra y verdes de la naturaleza. Predominan los tonos claros, si son fuertes mejor combinarlos con madera clara.

En cuanto al mobiliario, los muebles de madera clásica, sobre todo de pino y artesanales son las estrellas.

 

 

Paredes de piedra, madera o revocos con acabados bastos e irregulares. Un recurso muy utilizado son las vigas de madera. Se utilizan cuadros de paisajes o figuras artesanales sin olvidarnos por supuesto de las plantas. Y en la cocina utensilios como vajillas de cerámica y cucharones de madera.

 

DECORACION ESTILO VINTAGE O RETRO

Estilo elegante de aire romántico, basado en diseños de corte antiguo pero utilizando accesorios vanguardistas y modernos. Recuperación de estilos de otras épocas como los años 30-40 de Francia e Inglaterra o décadas posteriores, llegando hasta los años 80.

 

“Este estilo da una imagen retro, en el se busca un espacio cálido y romántico, algo propio de estos ambientes.”

 

Tonos pastel o colores como el negro, gris, blancos, dorados y marrones no con mucho brillo y aire anticuado, mezclados con estampados florares en cortinas, cojines, fundas o papel pintado. En cuanto a los materiales, la madera, el mimbre y la forja son los mas utilizados.

 

 

Para los muebles se pueden elegir las curvas y el colorido de los 70-80, el estilo señorial de los muebles franceses de estilo “Luis XV” o centrar la decoración en elementos clásicos como radios o televisores antiguos y a partir de estos elementos crear la decoración.

 

 

La clave, mezclar elementos de décadas pasadas e incluso introducir algún elemento contemporáneo, lo que da la posibilidad de encontrar piezas en tiendas de decoración, anticuarios o restauradores. A la hora de elegir elementos actuales buscar modelos cuyo diseño se inspire en tendencias pasadas usando materiales modernos.

 

Un ejemplo muy bueno es utilizar sillas, sillones o sofás clásicos y forrarlos con telas modernas.”