IMITACIÓN ÓXIDO DE HIERRO

Con la técnica que proponemos a continuación se consigue reproducir de forma muy realista el aspecto de una placa oxidada, sin que, por supuesto, el acabado sea frágil o perecedero como el del original que se intenta imitar.

Resulta incluso anecdótico que el fondo para llevar a cabo este procedimiento sea una tabla pintada con esmalte metálico anticorrosivo.

 

 

CONSEJOS

En este acabado se ha aplicado una veladura al agua sobre un fondo esmaltado. Este hecho puede provocar unas manchas características que, en otros casos, supondrían un inconveniente, pero que, en éste, se aprovechan cara al efecto que se desea obtener.

El aspecto final consigue engañar a los ojos más expertos.

 

 

Para llevar a cabo esta técnica necesitaremos:

· Esmalte metálico anticorrosivo  color negro forja.

· Veladura al agua teñida en los tonos: marrón chocolate, óxido rojo y ocre dorado.

· Esponja, paletina, barniz satinado.

 

1. Sobre un fondo en esmalte metálico color negro forja, aplicamos una primera veladura mediante esponjado, mezclando los colores ocre y marrón chocolate.

IMG_20190322_102227

 

2. A continuación, una segunda veladura en color marrón chocolate mezclando con el color rojo óxido.

2

 

3. Y por último aplicamos una tercera veladura en color marrón chocolate. Utilizaremos la misma esponja sin lavarla, ya que el color de los diferentes esponjados debe acabar fundiéndose y formando manchas difusas de color.

3

 

4. En las superficies oxidadas pueden encontrarse de forma esporádica manchas debidas al goteo. Éstas se pueden imitar pulverizando un poco de agua sobre la veladura húmeda e, inmediatamente, con la esponja, frenando el goteo y matizando las marcas que se han generado.

4

 

5. Cuando el resultado sea totalmente de nuestro agrado, aplicaremos una capa de barniz satinado para finalizar.

IMG_20190322_142523

 

6. Solo por el tacto se puede determinar que el material del que está hecho no es precisamente el metal.

IMG_20190326_111915

Anuncios

DECORAR CON PINTURA

La pintura esta al alcance de todos. Te permite cambiar la atmosfera de un interior con poca inversión y de forma rápida. Busca tu color o tu combinación preferida y elabora un plan para cambiar la imagen de tu casa en un abrir y cerrar de ojos.

Puedes encontrar muchas opciones entre aguadas o veladuras, inacabados, degradados, pintar rayas imitando al papel pintado, trabajos a la pasta como estucos y revestimientos rústicos o acabados mas atrevidos…

Antes de pintar conviene echarle un vistazo a la casa e imaginar como podría influir un cambio de color.

 

 

Algunos trucos de pintura decorativa:

Zócalos: busca un color que enlace o contraste con el resto de la pared. Los puedes hacer en diferentes alturas y jugar con esto para equilibrar proporciones.

Cercos: alrededor de los vanos adintelados marca las jambas profundas de una abertura para potenciar la entrada de luz.

Peldaños: si son de cemento, prueba a dejar la alzada mas clara que la huella, para que parezcan menos pesados.

Ladrillo visto: emplea pintura a la cal, se percibe el ladrillo, pero con la ventaja de que no desprende polvo y transpira.

Madera: los revestimientos de madera se pueden teñir para rebajar la presencia de la veta, aportando mas luz o disimulando maderas nuevas, por ejemplo con patinas de envejecimiento, blanqueados o decapados.

FUENTE DE IMAGENES:

http://www.dracdecor.com/

https://es.pinterest.com/

http://decofilia.com/

http://arteydecoracion.net/

http://www.i-decoracion.com/

http://www.entretantomagazine.com/

http://www.circuloedipsa.es/

http://fotosdepinturasfamosas.com/

http://www.tendenciasydecoracion.com/

http://estiloescandinavo.com/

http://www.milideas.net/

 

.